Sillas de forja

tendencias de decoración

Sillas de forja

Las sillas de forja están pensadas para su utilización en jardines, celebraciones al aire libre y terrazas de bares y restaurantes, pero estas sillas también pueden ser usadas en cocinas y comedores, debido a su resistencia y fortaleza. Además, combinan muy bien con cualquier estilo debido a su amplia gama cromática.

En esta Guía OLHOM®, te contaremos todo lo que debes saber sobre las sillas de forja, para que aprendas a elegirlas y combinarlas según tu proyecto de decoración del hogar.

Sillas de forja: Diseño y características.

[vc_separator color=”custom” border_width=”3″ el_width=”40″ accent_color=”#ddb8b8″]

Como todos sabemos, la maleabilidad del hierro hace posible crear miles de formas distintas con él. Por ello, hay una inmensa cantidad de diseños de sillas de forja distintos. Este tipo de sillas están especialmente pensadas para su utilización en exterior, debido a su firmeza y durabilidad, así como su entereza frente a los efectos climáticos. Las sillas de forja cuentan también con una amplia gama de colores, y debido a la gran facilidad que tiene el hierro de cambiar de color, podremos adaptar nuestras sillas a cualquier estilo de decoración, incluso si ya las hemos comprado. Una mano de pintura, y el diseño de nuestras sillas cambiará completamente.

Sillas de forja: La silla Tolix.

[vc_separator color=”custom” border_width=”3″ el_width=”40″ accent_color=”#ddb8b8″]

La silla Tolix fue creada en 1927 por el diseñador Xavier Pauchaurd, quién, 20 años antes, descubrió el galvanizado en el metal. Estas sillas se empezaron a fabricar en el año 1934, y fueron diseñadas para su uso en exteriores, de ahí que cuente con agujeros para el agua en su asiento. El primer modelo era muy difícil de apilar, por lo que se rediseño posteriormente, haciendo la estructura más fina. A finales de los años 50, esta silla salto a la fama y multiplico varias veces su producción, entrando incluso en colecciones como las de los museos Moma y Pompidou. La silla Tolix está considerada como un icono de la decoración industrial, aunque puede combinar perfectamente con otros estilos, aportando un toque especial a cualquier estancia. Actualmente, su uso se ha extendido más allá de jardines y terrazas, llegando a cocinas y comedores, dada su robustez y resistencia.

[vc_single_image image=”1635″ img_size=”full”]

Sillas de forja: ¿Por qué debo tener una?

[vc_separator color=”custom” border_width=”3″ el_width=”40″ accent_color=”#ddb8b8″]

En esta Guía OLHOM®, te hemos contado, punto por punto, todas las ventajas de las sillas de forja. En este apartado, te resumiremos los puntos más importantes, para que no te pierdas nada acerca de las excepcionales sillas de forja.

Si estás buscando una silla resistente y robusta, especialmente diseñada para exterior, pero que pueda combinar perfectamente en interior, que tenga una forma original y una amplia gama de colores, y que se adecue a cualquier estilo de decoración, las sillas de forja son lo que andabas buscando.

En OLHOM®, contamos con un gran catálogo de sillas de forja en todos los colores, formas y tamaños. ¿A qué esperas? ¡Hazte con tu silla de forja en OLHOM®!

Quizás te guste:

Sillas de hierro
Sillas de estilo provenzal

Compártelo:

Menú